sábado, 28 de agosto de 2010

Javier Villegas: 3 danzas argentinas op. 2 de A. Ginastera - Wiener Saal - Mozarteum Salzburg

1 - Danza del viejo boyero

2 - Danza de la moza donosa

3 - Danza del gaucho matrero

viernes, 20 de agosto de 2010

Submarino moka


Colocar 1 cdita. de café instantáneo en un vaso alto. Endulzar con 2 cditas. de azúcar.


Verter 200 c.c. de leche caliente, o bien alentar todo junto en microondas 1’ 30’’.


Agregar ½ cdita. de esencia de vainilla y 1 cda. de coñac.


Sumergir 1 barra de 22 g. de chocolate para taza. Espolvorear con un toque de nuez moscada o pimienta negra.


Revolver hasta que el chocolate se funda y se integre.

 

Saludos!

Submarino de chocolate blanco, café y licor Tía María


La bebida combina el café oscuro y amargo y la dulzura y untuosidad del chocolate blanco , con un toque de licor. Ideal para el invierno.


Llenar un vaso mediano hasta las 2/3 partes de su capacidad con café muy caliente. Agregar media copita de Licor Tía María. Sumergir una barrita de chocolate blanco y dejar que se funda con el calor del café.


Revolver hasta que el chocolate se integre.


Saludos!

Submarino de dulce de leche y té de durazno


La exquisita combinación de durazno y dulce de leche en una bebida caliente: leche aromatizada con té de durazno con dulce de leche sumergido, fundiéndose y aportando su sabor y dulzura.


Solo necesitamos colocar un saquito de té con sabor a durazno en un vaso o jarro alto, en el que verteremos 200 c.c. de leche hirviendo. Dejar reposar 3’. También se puede utilizar leche fría y calentarla en el microondas 1’ 30’’.


Una vez que la infusión reposó, retirar el saquito de té y agregar una cucharada abundante de dulce de leche. No hace falta endulzar con azúcar.


 Revolver hasta que el dulce de leche se integre parcial, o totalmente, según el gusto de cada uno.



Saludos!

martes, 17 de agosto de 2010

Medialunas de manteca


Ingredientes para 3 docenas:

Masa:
600 g. de harina 000
1 cdita. de sal
120 g. de azúcar
20 g. de manteca
20 g. de levadura de cerveza
2 yemas
1 clara
1 cdita. de esencia de vainilla
Ralladura de 1 naranja
280 c.c. de leche

Empaste:
300 g. de manteca
70 g. de harina

Extra:
1 huevo para pintar

Almíbar:
150 g. de azúcar
100 cc. de agua
Jugo de ½ limón

Preparación:

Para disfrutar unas buenas medialunas caseras, hay que familiarizarse con la técnica del hojaldre. Para ello se precisa combinar dos preparaciones diferentes, la masa con levadura y un pancito de materia grasa, llamado “empaste”, que se envuelve en la masa, como un paquete, estirando y doblando varias veces hasta obtener hojas muy finas de masa con la materia grasa intercalada.

Empaste: es un paquete de manteca con poca cantidad de harina, que se envuelve en la masa y que, con los sucesivos dobleces, ayuda a que las medialunas queden bien hojaldradas. Para prepararlo mezclar 300 g. de manteca blanda (no derretida) con 70 g. de harina y moldear en film adherente, formando un rectángulo. Debe quedar de 1,5 cm. de espesor. Llevar a la heladera hasta el momento de utilizar.


Masa: Mezclar en procesadora o en un bol 600 g. de harina 000, 1 cdita. de sal, 120 g. de azúcar, 20 g. de manteca blanda, 20 g. de levadura de cerveza, 2 yemas, 1 clara, 1 cdita. de esencia de vainilla, la ralladura de 1 naranja y 280 c.c. de leche. Formar un bollo y dejar descansar durante 20’. No hace falta dejar levar.



Armado del paquete: Estirar la masa en forma de rectángulo. El tamaño debe ser un poco màs que el triple que el del empaste. Colocar la masa a lo largo de la mesada y el empaste en el centro, cubriéndolo con las dos partes de masa libres. Cerrar los bordes, armando un paquete.


Primer doblez “simple” (en tres partes): Golpear suavemente con el rodillo para que la manteca se distribuya uniformemente. Girar la masa para que las aberturas queden hacia los lados. Estirar procurando no romperla y doblar en tres. Llevar a la heladera sobre una bandeja, envuelto en film adherente durante 20’.


Segundo doblez “doble” (en cuatro partes): Retirar la masa de la heladera. Quitar el film y trasladar a la mesada enharinada. Estirar en forma de rectángulo. Llevar los extremos de la masa hacia el centro y luego doblar por la mitad, cerrando en forma de libro. Envolver la masa en film, colocar sobre la bandeja, refrigerar durante 20’.


Tercer doblez “simple” (en tres partes): Retirar el film, estirar sobre la mesada enharinada y doblar en tres partes. Envolver y refrigerar durante al menos 2 horas.


Cortado de triángulos: Luego de refrigerar la masa, retirar de la heladera y dejar descansar sobre la mesada durante 30’. Estirar y formar un rectángulo grande de 0,5 cm. de espesor, procurando que la mesada siempre permanezca enharinada bajo la masa, sobre todo en los extremos de la misma. Cubrir y dejar descansar 15’. Cortar tiras de 12 cm. de ancho. Cubrir nuevamente y dejar descansar otros 15’. Cortar triángulos y dejarlos reposar una vez màs durante 15’ más. Estirar un poco cada triangulo, con la mano o con un rodillo, procurando alargarlo.


Armado de medialunas: Enrollar los triángulos desde la base, estirando un poco la masa en cada vuelta. Retorcer los extremos, arquearlos y colocarlos sobre una placa apenas enmantecada. Se deben “estibar”, colocando la parte màs gruesa de la medialuna sobre los extremos de la anterior, de tal forma que queden apenas unidas después de la cocción.


Armado de croissant de chocolate: Proceder de igual forma que con las medialunas, colocando sobre la base del triángulo un trocito de chocolate y encerrándolo con la masa cuando se enrolla. Estos croissants no se arquean, sino que se colocan rectos sobre la placa uno al lado de otro a distancia de 1 cm. Procurar que el vértice quede en la parte inferior, ya que subirá automáticamente durante el leudado.

 

Leudado, pincelado y cocción: Cubrir las medialunas y croissants y dejar levar en un lugar tibio (no excesivamente caluroso, ya que la manteca podría fundirse) durante 1 hora. Pincelar la superficie con un huevo batido y cocinar en horno precalentado a 220°C durante 20’. Deben quedar bien dorados.


Abrillantado: Al retirarlos, pincelar generosamente con un almíbar espeso hecho con 150 g. de azúcar, 100 c.c. de agua y el jugo de ½ limón.


Conservación: Se pueden congelar en bandejitas forradas con film o nylon. Duran 2 meses en el freezer.


Mantener las medialunas y croissants unidos en grupos hasta el momento de consumir, para que no se sequen.


La masa resultará sabrosa, liviana y muy hojaldrada. Nadie podrá resistirse.



Saludos!

lunes, 16 de agosto de 2010

Pulpo a la gallega, técnica de cocción














Receta:

Ingredientes para 2 personas:

1 pulpo español de 800 g.
Abundante agua
2 hojas de laurel
2 cdas. de aceite de oliva
1 cdita. de pimentón
½ cdita. de sal entrefina
Guarnición:
Hojas verdes
Limón
Sal
1 diente de ajo
Pan

Preparación:


Si el pulpo viene congelado, dejar descongelar durante 24 hs. en la heladera, dentro de su envase. Lavar, insistiendo en las ventosas y escurrir. No se debe quitar la piel.

Colocar abundante agua a hervir en una cacerola y perfumar con 2 hojas de laurel. No agregar sal. Sumergir el pulpo durante 20’’ y retirarlo por unos instantes, para que se ricen los tentáculos lentamente y no se desgarre la piel. Repetir la operación dos veces más.

Introducir nuevamente en el agua y dejar cocer durante 20’ a fuego suave. Apagar el fuego, tapar la cacerola y dejar reposar 15’ dentro del agua para que el pulpo se relaje. No se debe recocinar, con el tiempo de reposo se termina de ablandar. Tip: Calcular 20’ a 25’ de cocción por kg. de pulpo.

Retirar la cabeza del pulpo, la cual no es aprovechable, ya que es muy pequeña y sólo contiene el pico y los ojos. Separar los tentáculos y cortarlos en porciones de 2 a 3 cm. Si el pulpo no se va a utilizar inmediatamente, conservarlo con un poco del agua de cocción. Tip 2: El pulpo del Pacífico es más duro que el español. Calcular 30 a 35’ de cocción por kg.

Pasarlo a un bol. Agregar 4 cdas. del agua de cocción, 2 cdas. de aceite de oliva, 1 cdita. de pimentón y ½ cdita. de sal entrefina, o sal marina. Servir los trozos de pulpo bañado con la emulsión que se forma con el agua, el aceite y el pimentón, acompañándolo con hojas verdes condimentadas con sal, jugo de limón y ajo picado y con unas rodajas pequeñas de pan.

Saludos!

sábado, 14 de agosto de 2010

Pan de Viena y chips



Ingredientes:

950 g. de harina 000
30 g. de sal fina
100 g. de azúcar
75 g. de leche en polvo
50 g. de levadura de cerveza
100 g. de manteca
1 cdita. de miel
500 c.c. de agua
Para abrillantar: 150 c.c. de agua y 1 cdita. de maicena

Preparación:

Mezclar en un bol o en la procesadora 950 g. de harina 000, 30 g. de sal fina (2 cdas), 100 g. de azúcar (1/2 taza), 75 g. de leche en polvo (1/2 taza) y 50 g. de levadura de cerveza desgranada. Agregar 450 c.c. de agua, 1 cdita. de miel, 100 g. de manteca derretida y procesar unos segundos, o amasar a mano hasta formar un bollo blando.



Dejar leudar cubierto, dentro del mismo bol de la procesadora, si este es amplio, o en otro recipiente. Volcar en la mesada enharinada y desgasificar. Para hacer panchos, dividir la masa en 32 partes. Formar bollitos, luego cilindros de 12 cm., disponer en placa enmantecada a distancia de 1 cm y dejar levar 30’. Si se desea hacer chips, dividir la masa en 64 trozos, formar bollitos y alargarlos sobre la mesada presionando y afinando los extremos. Disponer en una placa. Levar.




Mientras los panes levan, preparar el chuño para abrillantar. Hervir 120 c.c. de agua. Disolver 1 cdita. de maicena en 3 cdas. de agua fría, verter en el agua hirviendo y cocinar 1’ revolviendo.


Una vez leudados los panes de Viena, colocar en horno precalentado a 220°, a los 15’ pincelar con el chuño y hornear 10’ más hasta dorar. Pincelar al retirar del horno. Colocar durante unos minutos sobre papel absorbente y envasar. Para congelar: introducir en bolsas herméticas cuando aún estén tibios. Conservar hasta 3 meses en el freezer. No separar los panes hasta el momento de consumir, para que mantengan la humedad.




Los chips se hornean durante 7’, se pincelan y se continúa la cocción durante 5’ más, pincelando nuevamente al retirar. Se pueden rellenar con queso y calentar 5’ en el horno, o apenas unos segundos de microondas.



Para preparar panchos con queso cheddar, pepinillos y mostaza: Cubrir 3 salchichas con queso cheddar rallado o en láminas y llevarlas 30’’ al microondas. Abrir los panes de Viena y colocar les mostaza y pepinillos. Colocar las salchichas en los panes. Calentar en horno o microondas. Un toque más de mostaza en la superficie y listas para consumir.





Saludos!

AddThis

Bookmark and Share